mata cucarachas

Insectos apterigotos

 

Insectos apterigotos y entomología forense
La entomología forense es una ciencia que estudia los insectos asociados al proceso de descomposición de cadáveres, es usada entre otras utilidades, para estimar el tiempo trascurrido desde la muerte de una persona (intervalo postmortem), la identificación de los posibles traslados del cuerpo, o las características de las zonas de origen. Vamos a intentar arrojar un poco de luz, desde un punto de vista más biológico que forense, sobre los “apterigotos”. Conociendo al artrópodo, tal y como antes hemos comentado, se pueden extraer conclusiones significativas desde un punto de vista forense, a partir de los datos relativos al estado de asentamiento sucesiva de un cadáver, o identificando el estado de desarrollo de los insectos colectados en el cadáver o en relación con él. La subclase Apterigotos (sin alas) contiene una variedad bastante heterogénea de insectos ápteros. Se conocen unas 2.500 especies, pero debido a su pequeño tamaño y a los hábitos retraídos de estos insectos, quedan seguramente muchos más por descubrir, incluso en Europa. La mayor parte de ellos vive en el suelo y entre la vegetación en descomposición. Se piensa que los Apterigotos son los insectos más primitivos y que no han tenido nunca alas en su historia evolucionaria. El estudio del tórax de estos insectos no ha revelado ningún vestigio de aparato portador de alas tal como se encuentra en el tórax de pulgas y piojos. Los restos fósiles suministran aún más evidencia de la naturaleza primitiva de los Apterigotos. El tórax está siempre dividido en tres segmentos, cada uno de los cuales presenta un par de patas locomotoras pero sin traza de alas; el abdomen, a diferencia de lo que ocurre en los pterigotos, tiene un número de segmentos que varía entre seis y doce y algunas veces, incluso en el estado adulto, presentan apéndices abdominales rudimentarios. El último segmento puede estar provisto de cercos o de un filamento terminal. Algunas especies poseen un aparato saltador. Atendiendo a los órganos bucales, que pueden ser libres (ectognatos) o hallarse en el fondo de un atrio (entognatos) Se reconocen cuatro órdenes entre los Apterigotos, pero su relación mutua no está clara. Puede muy bien tratarse de un grupo polifilético, evolucionado independientemente de más de un grupo ancestral. Los Colémbolos y Proturos son tan distintos que algunos autores incluso objetan de la conveniencia de incluirlos entre los insectos. Sin embargo, la práctica presente es considerarlos como una rama bastante aberrante de la línea de los insectos. Entre los Apterigotos, la metamorfosis es ligera o falta por completo. Los insectos jóvenes se parecen a los padres en todo menos en el tamaño y en los órganos reproductores. Los Apterigotos que viven en el suelo se pueden capturar por los medios habituales y conservarlos en alcohol.

Fumigar chinches y cucarachas

Sobre las cucarachas

 

Sabemos que las cucarachas transmiten numerosísimas enfermedades dado que más de 35 bacterias se han relacionado con estos insectos, aunque no existe directa relación entre una enfermedad y una especie determinada de cucaracha. Numerosas investigaciones han comprobado que pueden llevar en el intestino o en la superficie de su cuerpo unas bacterias muy contaminantes residentes en las heces que pisan, puesto a que las comen y por tanto, producen enfermedades tales como la peste bubónica, lepra, diarrea infantil, infecciones urinarias, gastroenteritis, infecciones en el intestino, inflamación e infecciones con pus, fiebres tifoidea y entérica,etc. Muchos estudios mostraron que las cucarachas pueden mantener, adquirir y excretar ciertos virus, siendo totalmente vectores de la hepatitis infecciosa. Hay documentación de inconvenientes en los seres humanos por el contacto con cucarachas, como por ejemplo la dermatitis, edemas en los párpados y en la nariz, estornudos, lagrimeo constante de los ojos, etc. Es probable que las personas que posean estos síntomas, en el futuro desencadenen reacciones alérgicas a las secreciones de las cucarachas. La lucha contra ellas no es nada fácil por su posibilidad de esconderse en recovecos y desplazamiento por alcantarillas, su transporte en embalajes y su resistencia a los insecticidas.


 
 
sombra